sábado, 31 de mayo de 2014

Pregunta cargada

Una pregunta cargada es aquella que presupone un hecho, de manera que cualquier respuesta daría la impresión de que ese hecho ocurrió.

Ejemplo: A le pregunta a B "¿Todavía le pegas a tu esposa?". La presuposición es que B le pega a su esposa. Si B responde que sí, entonces se entiende que B le pegaba a su esposa y sigue haciéndolo. Si responde que no entonces está aceptando que antes le pegaba, aunque ya no más.

Es común usar una pregunta cargada para tratar de validar un hombre de paja, de manera que parezca que la otra parte o bien acepta el hombre de paja como su argumento propio (el cual es fácil de refutar) o no tiene una postura clara. Por ejemplo: "¿Es verdad que crees en la evolución? ¿Crees que dos monos tuvieron sexo y tuvieron un hijo humano?". En este caso se presentan dos preguntas juntas que no son equivalentes, pero se busca una respuesta de sí o no que aplique a ambas.

¿Qué hacer ante una pregunta cargada?
Usualmente las preguntas cargadas tienen varias partes (a veces implícitamente, como en el primer ejemplo). Es importante saber separar ambas partes y explicar por qué no aceptas la pregunta cargada en su totalidad.

2 comentarios:

  1. Muy buen blog. Lo felicito!

    ResponderEliminar
  2. He encontrado tu blog por mera casualidad y en verdad que me he enganchado a leerte. Muchas gracias por tu esfuerzo! Respecto a este post hay dos erratas, repites dos veces "que" y creo que en el primer ejemplo cuando dices "si respondes no" es "si respondes sí".
    Gracias de nuevo y un saludo!

    ResponderEliminar